domingo, 25 de octubre de 2015

Nuestros Sentidos: la vista

Como siempre partimos del silencio y la respiración para explicar las diferentes dinámicas que trabajaremos en el aula.

Con los ojos cerrados y concentrados en su respiración atenderemos a las indicaciones.

Esta experiencia se basará en la vista por lo que deberá ser realizada con los ojos abiertos. Sin embargo, antes de abrir los ojos advertimos a los niños y niñas que la vista nos juega malas pasadas porque atrapa nuestra atención haciendo que perdamos el hilo de cualquier actividad o conversación.


Cuando abramos los ojos observaremos con mucha atención nuestra mano derecha.
  • Repasaremos sus pliegues
  • El color, tamaño y forma de las uñas
  • Los nudillos
  • Las líneas que se forman en la palma
  • Las diferentes marcas, cicatrices, lunares...
  • ...
Todo ello se realizará en un estricto silencio y partiendo de la observación sin juzgar, pensar, buscar u opinar.




Tras esta experiencia realizaremos una ronda de intervenciones en las que compartiremos las sensaciones sobre esta dinámica.

En una sesión posterior repetiremos esta dinámica de esta misma forma pero partiremos a observar nuestra aula.

  • Color, forma, tamaño de los objetos que cuelgan de la pared
  • Cualquier arañazo, rotura de las paredes
  • Color, textura del suelo
  • Mobiliario
  • ...

Tras esta experiencia realizaremos una ronda de intervenciones en las que compartiremos las sensaciones sobre esta dinámica.


    En una sesión posterior repetiremos esta dinámica de esta misma forma partiendo por mirar nuestra propia mano. Después nuestra propia aula y terminaremos saliendo al patio para observar nuestro colegio desde fuera.
    • El color, textura y estado de las paredes
    • Las canchas y gradas
    • Las plantas que nos rodean
    • la luz y las sombras naturales que se forman a nuestro alrededor
    Tras esta experiencia realizaremos una ronda de intervenciones en las que compartiremos las sensaciones sobre esta dinámica.




    Tras todas estas experiencias hemos comprobado como vamos por todas partes sin prestar atención a todo lo que nos rodea y el simple hecho de detenernos a observar nos muestra detalles que antes pasaban desapercibidos.